El proyecto #HIDROCER, la piel del edificio que enfría, entra en su segunda fase.

Proyecto Hidrocer. La piel del edificio que enfría

El pasado 20 de mayo, en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid de la Universidad Politécnica de Madrid se celebró la reunión de trabajo que establece el comienzo de esta segunda etapa. Tras los buenos resultados obtenidos durante la fase anterior, ahora el foco está puesto en la validación del modelo de negocio. El consorcio entre el grupo de investigación Arquitectura Bioclimática en un entorno sostenible (ABIO-UPM) y el Instituto Tecnológico de la Cerámica de Castellón (ITC-AICE) tienen como objetivo final llevar esta tecnología al mercado de los edificios de consumo nulo.

El 97% de los edificios existentes no son eficientes y son responsables del 36% de las emisiones de CO2. Desde Europa, tras la publicación de la última Directiva EU 2018/844, se promueve la progresiva descarbonización de los edificios intentando alcanzar una renovación de los edificios del 3% en los próximos años.

En los últimos tres años en España, el aumento de ventas de equipos de aire acondicionado ha aumentado el 17% sólo en el sector residencial. Con #HIDROCER instalado en la fachada del edificio se puede reducir hasta el 90% la demanda de refrigeración actual, lo que supondría un importante ahorro en la factura eléctrica y una drástica reducción de emisiones del edificio. Mejorando no sólo la eficiencia energética del edificio sino la calidad del aire en las ciudades.

En el estudio de mercado realizado, el 80% de las personas coincide que prima más el bienestar térmico de sus viviendas que otros parámetros como la estética. Indica que la sociedad busca edificios cada vez más confortables y eficientes.

Hoy los edificios tienen que ser de consumo prácticamente nulo, lo que implica un cambio en la forma de diseñar y construir nuestros edificios, adecuándolos al clima en el que se construyen. #HIDROCER es una solución de bajo impacto ambiental y zero emisiones que refrigera los edificios a través de enfriamiento evaporativo. Una solución de fachada adecuada para los edificios en climas cálido-templados que puede hacer realidad que en un edificio de viviendas se mantenga el confort sin necesidad de instalar aires acondicionados.

Fuente: ingenieros.es

Deja un comentario