La Gerencia de Urbanismo de Córdoba aprueba un presupuesto de 17,6 millones para 2019

Gerencia de Urbanismo. Licencia de Veladores

El consejo rector de la Gerencia de Urbanismo acaba de aprobar el presupuesto del que dispondrá este año, que asciende a 17,6 millones y que es un 11,94% superior al del año pasado.

Para inversiones reales Urbanismo contará este año con 6,5 millones, casi un 50% más que el año pasado, cuando dispuso de 4,3 millones, que ha ejecutado mínimamente, ya que la mayoría de proyectos que se contemplan en el borrador para este ejercicio ya aparecían en el anterior e incluso en el del 2017.

Entre esas inversiones está la continuación de las obras del Parque de Levante (100.000 euros), y el inicio de las de los parques del Canal (350.000) y de Miraflores (130.000) o la ampliación de la avenida de Trassierra(892.867), asignatura pendiente desde hace años. Urbanismo continuará también con los trámites para lograr el acceso norte de la Asomadilla (100.000). A todas estas actuaciones se sumarán las que se sufragarán con los fondos Edusi y que también se destinarán a los parques de Levante, de la Asomadilla y del Patriarca y a la casa número 5 de San Agustín.

Dentro del casco histórico (187.026 euros), que contará con partida específica, se incluye la finalización de las obras del Cine Andalucía, así como el Arco del Portillo, la muralla del Marrubial y, nuevamente, la casa de San Agustín 5. También está previsto el inicio de otras actuaciones definidas desde hace tiempo y no ejecutadas, como la conexión de la calle Capitulares y Orive.

Urbanismo prevé también mejorar espacios públicos con la incorporación de arbolado y continuar con los procedimientos para la incorporación de la administración electrónica. Entre las novedades están los 200.000 euros que habrá para construir un puente en Encinares de Alcolea, a los que se suman 100.000 para la obtención de terrenos. Además de 2,3 millones para participar en juntas de compensación, habrá dinero para expropiaciones en la carretera de Trassierra (50.000), en Costanilla-Hornillo (150.000) y en la ronda del Marrubial (1,5 millones).

Las transferencias corrientes del Ayuntamiento serán de 10,5 millones, un 4,43% menos que en el 2018. En cuanto a enajenación de inversiones, suben un 29% y pasan de 1,4 millones a 1,8. La idea de Urbanismo es vender una parcela en el Zoco por 1,6 millones y otra en las Margaritas por 170.000 euros para la construcción de VPO.

En cuanto a personal, cuyo presupuesto más o menos se mantiene en 8,6 millones, se ha dado luz verde a la transformación de dos plazas de personal laboral en funcionario, una de licenciado en Derecho y otra de delineante. Desde la aprobación del presupuesto del 2018, se ha pasado de 18 a 23 vacantes por las bajas que se han producido. El presupuesto ha llegado al consejo con un duro informe de Intervención que enumera la múltiples deficiencias detectadas en el apartado de personal. En él insiste en que las plazas de personal laboral están en su práctica totalidad vacantes, existiendo personal con contratos laborales “que han devenido en indefinidos no fijos en fraude de ley sin que exista pronunciamiento judicial declarativo de dicha situación de indefinición”. También recuerda que la prioridad de la Gerencia de Urbanismo “debiera ser la convocatoria de todas las vacantes existentes a la fecha para su provisión reglamentaria cumpliendo los requisitos de publicidad, igualdad, mérito, capacidad y no discriminación”.

Intervención recomienda el examen de las funciones que realiza el personal, la modificación de la plantilla y de la relación de puestos “en relación a los que habrán de figurar como de régimen funcionarial”. “En el supuesto de que los puestos estén siendo desempeñados por laboral fijo”, dice el informe, “se debe hacer constar su régimen laboral en la condición de a extinguir e impulsar el procedimiento de funcionarización”. “Si están ocupados por indefinidos”, añade, “la obligación de la administración es regularizar lo que es una situación ilegal” convocando el acceso a las plazas.

En cuanto a inversiones, indica que no constan fichas de proyectos ni se puede constatar que exista coordinación con el programa de actuación y planes de etapas del planeamiento urbanístico, circunstancias de las que ya advirtió en el informe de las cuentas del 2018.

Fuente: diariocordoba.com

Deja un comentario