Más de 60 proyectos valorados en 290 millones estarán en obras durante el año 2019

Proyectos de Córdoba para el 2019

El 2019 será un año atípico. El ejercicio empieza con la incertidumbre de falta de presupuestos en todas las administraciones, que han optado por prorrogar los del 2018, lo que impide tener nuevas inversiones. Además, habrá, como mínimo, elecciones municipales, convocatoria que influirá en el ritmo de las actuaciones, ya que, en caso de que haya cambio de gobierno, el nuevo podría replantear proyectos. Gobierno, Junta, Ayuntamiento y empresarios privados se encontrarán con más de 75 iniciativas de todo tipo que tendrán que abordar. Parte de ellas ya se anunciaron para este año, e incluso para anteriores, pero no se han ejecutado. Entre los proyectos, más de 60, valorados en más de 290 millones, estarán en obras, ya sea porque empiecen, prosigan, se reinicien o acaben. Si comenzaran algunas de la decena que se licitarán, la cifra se elevaría. Solo Mi Barrio es Córdoba aporta 25. Entre las actuaciones paradas que se reactivan están un tramo de ronda Norte, la biblioteca de los Patos y el centro de ferias.

El Gobierno central comenzará el año con presupuestos prorrogados, aunque su idea es aprobar unos nuevos de inmediato. Que se pueda hacer más o menos dependerá de si hay elecciones anticipadas. Está claro que su prioridad será reanudar las obras de la biblioteca de los Patos, que llevan paradas desde octubre del 2016 debido a la modificación del proyecto y que podrían empezar esta primavera. El nuevo proyecto ya está elaborado y a la espera de licencia. La empresa pública Tragsa será la encargada de ejecutarlo por 9,7 millones y en 18 meses.

Para primavera está previsto que finalicen los trabajos que lleva a cabo el Ministerio de Fomento junto a la autovía A-4. Una vez abierta la salida que desde el verano pasado descongestiona los atascos que se producían desde el estreno de la variante de Los Visos, solo queda finalizar el ramal que está en ejecución.

Y de obras estatales, al margen de estas y de la mejora de la fachada del Museo Arqueológico, pocas más se esperan, ya que el resto de proyectos demandados para la provincia se encuentran aún plasmados en papel. El ADIF prevé sacar a concurso una obra que se ejecutará en Almodóvar y que necesitará una importante inversión, 32 millones, el ramal que unirá dos líneas del AVE. Tanto la segunda fase de la variante Oeste, que unirá la N-437 y la A-431, como la autovía Badajoz-Granada y el acondicionamiento de la A-4 para evitar las curvas de la Cuesta del Espino, continuarán en la fase de actualización de los proyectos. De momento, y a falta de presupuestos que con partidas concretas aclaren el horizonte, no se prevén obras para construir las dos estaciones que necesita el servicio de cercanías entre Alcolea y Villarrubia, las del Parque Joyero y Fátima, cuya ejecución contempla el ADIF. Tampoco hay certeza de que el servicio estrenado el 29 de octubre vaya a extenderse este año a Villa del Río y Palma del Río o a ser declarado cercanías. Sí se espera la firma del convenio entre Renfe y el Ayuntamiento para abaratar las tarifas.

En relación al aeropuerto, está pendiente la puesta en práctica del plan de márketing, en el que se quieren implicar administraciones y agentes económicos y sociales, para sacarle partido. Además, se harán los trabajos previos para la instalación del sistema de navegación por satélite.

En materia logística, habrá que ver la respuesta que dará el Ministerio de Fomento a las demandas que planteará el Ayuntamiento como plataforma creada junto con agentes económicos y sociales, entre ellas, inversiones para la red ferroviaria del eje central de los corredores Mediterráneo y Atlántico, y para la terminal de El Higuerón.

Los trámites para la construcción de las comisarías de Poniente y de la Fuensanta continuarán con la recepción de los terrenos, cuya entrega ha sido aprobada ya por el Ayuntamiento.

Cambio total

La Junta entrará en el 2019 con un nuevo gobierno, formado por PP y Ciudadanos y sustentado por Vox, que, además de la renovación de cargos, tendrá como tareas aprobar los presupuestos. Aún es pronto para saber si continuarán los proyectos previstos para Córdoba tal y como estaban planteados o habrá modificaciones. Lo que está claro es que proseguirán obras de envergadura ya iniciadas como las del hospital de Palma (13,2 millones) o la variante de Lucena (7,3 millones) y que llegarán a su fin otras como la rehabilitación del castillo de Belalcázar (casi un millón), la reforma del Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo (3,1 millones), la construcción del centro de salud de Huerta de la Reina (1,8 millones), la adaptación del ambulatorio de la avenida de América (1,3 millones), o la edificación del colegio de Turruñuelos (3,6 millones), aunque para todo hacen falta presupuestos. También continuarán las obras en su parque de pisos de alquiler y empezarán las de los situados en el barrio del Guadalquivir, declarado zona de regeneración urbana, con 8,8 millones de inversión.

Tragsa ejecutará la segunda fase de la reforma del Palacio de Congresos, presupuestada en 4,5 millones. El proyecto está elaborado y esperando la licencia, por lo que estará en obras este año.

A falta de salir a concurso está la segunda fase de la ronda del Marrubial, que afecta a la zona de las viviendas y que la dotará de dos carriles más. Esta fase, presupuestada en 2,3 millones, va con retraso, ya que las obras deberían haber comenzado al finalizar las de la primera (que concluyó en diciembre), encuadrada dentro de los 3,2 kilómetros de carriles bici ejecutados. De carriles bici no se espera ni un kilómetro más este año, en el que la Junta debe abrir la cuarta nave recién edificada en el parque logístico, respecto al que el nuevo gobierno tendrá que detallar sus planes. La declaración de Medina Azahara como Patrimonio de la Humanidad traerá más actuaciones. Para este año está anunciada la obra de las consultas externas del Materno Infantil del Reina Sofía, tras la redacción del proyecto, que es la fase en la que está el antiguo edificio de la Audiencia. Ambas deben licitarse.

Ronda y centro de ferias

El Ayuntamiento, que quiere aprobar sus presupuestos, tiene una larga lista de tareas y unas elecciones a la vuelta de la esquina que influirán en las mismas. Una de ellas es reiniciar las obras del centro de ferias del Parque Joyero, que llevan dos años paradas y para las que contará con Tragsa, por lo que no tiene que licitarlas, solo esperar a que el proyecto de lo que queda -presupuestado en 10 millones – esté listo. Lo que no está claro es si le dará tiempo de tener la reforma antes de las municipales. Lo que es seguro ya es que no dará tiempo de estrenar la antigua Normal de Magisterio, parada desde primavera del 2017, cuando la obra estaba casi concluida. Para terminarla hay que completar un largo proceso que empezará con la resolución del contrato y que necesita dictamen del Consultivo.

Entre las actuaciones más destacadas está la reanudación de las obras del tramo de ronda Norte que lleva diez años paralizado, anunciada para este mismo mes. Se trata de los 2,4 kilómetros que van de Fuente de la Salud a la N-432 y que correspondían a la junta de compensación de Mirabueno, que los dejó parados en el 2008. Urbanismo los ejecutará por 6,7 millones y en 14 meses. Tanto la ronda Norte como la antigua Azucarera de Villarrubia, cuya urbanización lleva una década parada, son actuaciones que tendrían que haberse retomado en el 2018. La urbanización de la Azucarera, licitada por 3,9 millones y a punto de adjudicarse, se reiniciará en el 2019, año en el que continuará la obra del Archivo Histórico (1,8 millones).

Adjudicados o a punto de encargarse hay varios proyectos que estarán en obras, como la restauración de la muralla del Marrubial (109.611 euros), el arreglo de la cubierta de la casa número 5 de San Agustín (59.909) y el centro de acogida del antiguo Hospital Militar (630.284), primera actuación que echará a andar de las 26 incluidas en los fondos Edusi y presupuestadas en 12,8 millones. Otra de las obras que empezarán es la restauración de la Torre de la Inquisición del Alcázar (183.553), donde hay pendientes más proyectos, incluida en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, que va hacia su tercera prórroga. Dentro de ese plan, comenzará la reforma del convento Regina (562.468), que está en fase de la resolución del contrato, y acabará la segunda fase del Templo Romano (338.000). A su fin llegará la adaptación provisional del solar del Cine Andalucía (108.000) como espacio de ocio.

En el 2019 Infraestructuras deberá iniciar las obras de Mi Barrio es Córdoba del 2018, que incluye 25 actuaciones por 4,7 millones, y Vimcorsa, que ha de acabar su plan de vivienda, las 308 VPO de Huerta de Santa Isabel (35,1 millones) y los 118 apartamentos de mayores de El Tablero (7,8 millones), pendientes de licitación. Vimcorsa mejorará la eficiencia energética de 519 VPO de su parque público por 2,3 millones, que tiene en fase de concurso. Licitaciones que se esperan son las del Centro de Proceso de Datos (2 millones) o de la central de recogida de basura (4 millones).

Proyectos de Urbanismo anunciados y que siguen pendientes (parques de Levante, Canal, Arruzafilla o Asomadilla, o segunda fase de la ampliación de la avenida deTrassierra), que se aproximan a los 3 millones, podrían dar algún paso. Estas son las previsiones. Habrá que ver si se hacen realidad o si hay retrasos.

Fuente: diariocordoba.com

Deja un comentario