La UAITIE entrega los Premios del I Concurso Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica dirigido a estudiantes de la ESO y Bachillerato

Proyectos de Ingeniería Córdoba

La Unión de Asociaciones de Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la rama industrial de España (UAITIE) entregó el pasado viernes, 17 de junio, los Premios del I Concurso Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica, dirigido a alumnos de la ESO y Bachillerato.

Los premiados son alumnos de tercer y cuarto Curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y de primero y segundo curso de Bachillerato, de los Institutos de Enseñanza Secundaria Félix  Rodríguez de la Fuente de Burgos y  del I.E.S Ramiro de Maeztu de Madrid, que expusieron sus trabajos en la ceremonia de entrega de los premios, incluso con experimentos prácticos, donde los futuros talentos dieron a conocer con ingenio y habilidad sus sistemas de mejora de investigación e innovación de la Tecnología y la Industria.

En primer lugar, se hizo entrega del Accésit categoría ESO al proyecto titulado “Reutilización de aguas grises. Sistema INTI”, dotado con doscientos euros a los impulsores del mismo y el equivalente al centro educativo, en material destinado al aula, que en este caso recayó en el IES  Félix  Rodríguez  de  la  Fuente  de  Burgos.  Además,  se  hizo  entrega  de  un  diploma acreditativo a cada uno de los alumnos y al Centro educativo como colaborador: Elena Bustillo, lo recibía de manos de Miguel Ángel Morales (Caja de Ingenieros); Elena Bujedo, de Ricardo de la Cal (Presidente del Consejo autonómico de Colegios de Graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de Castilla y León); Alejandro Andrés Llumiquinga, de Agapito Martínez (Presidente de la Asociación de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Burgos); Ali Muhammad, de Juan Ignacio Larraz (Vicepresidente de UAITIE); y Aaron Sanmamed de Juan Manuel Navas (Vocal de UAITIE).

El premio correspondiente al IES Félix Rodríguez de la Fuente lo recogió el coordinador Miguel Ángel Conde, y fue entregado por Juan José Cruz (Vocal de la UAITIE). Tras el protocolo de entrega del premio tuvo lugar la presentación del trabajo, centrado en el ahorro del agua que se desaprovecha.

Por su parte, el Premio Ganador en la Categoría ESO fue entregado al alumno Juan Gómez, del Instituto de Enseñanza Secundaria Ramiro de Maeztu de Madrid, que en solitario abordó el trabajo titulado “Proyecto Atlantis”. El Tesorero de la UAITIE, Fernando Blaya, hizo entrega del premio valorado en mil euros al citado alumno, que recibía como el resto de galardonados el diploma acreditativo a dicho reconocimiento. El Director del Centro, Jesús Almaraz, recogía la acreditación para el Instituto madrileño, de manos del Vocal de UAITIE, José Luis Jorrín. En la presentación general, su inventor mostró el tema en el que había apoyado su reto, como es la potabilización del agua basándose en una necesidad, como fundamento de ayuda y mejora a la sociedad para cambiar el mundo.

El cierre de reconocimientos se selló con el Premio Ganador de la categoría Bachillerato, a los estudiantes también del Instituto Félix Rodríguez de la Fuente, de Burgos, por el trabajo “Motor Stirling”, que como el anterior estaba valorado en mil euros para los impulsores del proyecto y para el Centro educativo, en este último caso en material destinado para el aula. Recogían sus acreditaciones Javier Nieto, entregada por Francisco Javier de Lara (Presidente de la AERRAAITI); Andrés Díez, por José Luis Belinchón (Gerente de Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid); Daniel Corral, por Manuel Islan (Doctor de la Universidad Politécnica de Madrid); y Adrián Benito, por José Antonio Galdón (Presidente de UAITIE). El diploma como colaborador  al  Instituto  Félix  Rodríguez  de  la  Fuente,  de  Burgos,  en  esta  categoría,  fue recogido igualmente por Miguel Ángel Conde, de manos del Interventor de UAITIE, José Manuel Cebriá. Sus impulsores inspirados en la teoría de las aulas inventaron un motor que alcanzaba las cuatrocientas cincuenta revoluciones por minuto, y que demostraron a los presentes con un ejemplo práctico y curioso de puesta en marcha.

Fuente: ingenieros.es

Deja un comentario