Desencuentro para la regulación de los veladores en Córdoba

Tproyecto.es - Licencia Veladores

La excesiva ocupación de la vía pública por veladores persiste a pesar de las medidas en las que lleva tiempo trabajando Urbanismo y a tenor de las quejas planteadas hace una semana por la Federación de Asociaciones Vecinales Al–Zahara. Este colectivo amenazó con abandonar la mesa de veladores, un órgano constituido en enero e integrado por Urbanismo, Hostecor, Córdoba Apetece, Al–Zahara y A Pata, e irse al juzgado si el organismo municipal no tomaba medidas severas. Pero no hizo falta, y no por el anuncio del presidente y el gerente de Urbanismo, Pedro García y Emilio García, respectivamente, que aseguraron que se estaban concediendo menos licencias a veladores y que iban a actuar contra los incumplidores, sino porque tanto Al–Zahara, como el resto de los integrantes de la mesa les dejaron plantados y no se presentaron a la convocatoria prevista para el jueves.

Ultimátum de los vecinos y malestar del comercio

Urbanismo convocó el día 8 la mesa de veladores para el 14. El mismo día que envió la convocatoria, Al–Zahara aseguraba que la situación ha empeorado y amenazaba con romper el diálogo e irse a los juzgados si Urbanismo no paraba lo que consideraba un abuso, por lo que exigía la retirada de veladores y toldos ilegales y la intervención de la Policía Local. Paralelamente, y en las redes sociales, hubo quejas de comerciantes de la calle La Plata, que se ven perjudicados por los veladores.

Urbanismo no tolerará más incumplimientos

Las quejas tuvieron respuesta por parte de Urbanismo, cuyos presidente y gerente, en una rueda de prensa, aseguraron que el organismo municipal no iba a permanecer impasible y que ya estaba actuando, ya que entre febrero y abril ha concedido menos licencias para la instalación de veladores. Aunque no concretaron las cifras, sí aseguraron que se estaba produciendo una ocupación ligeramente menor y que entre sus metas para este año estaba aplicar medidas más contundentes en cuatro zonas complicadas, el entorno de Las Tendillas (con La Plata y San Miguel), La Corredera, María la Judía y la avenida de Barcelona, donde llegarán hasta el final para que se cumpla la normativa. Además, quieren tener una reunión con la Policía Local.

Los empresarios piden la revisión de la ordenanza

La necesidad de introducir cambios en la ordenanza que entró en vigor en el 2008 vuelve a ser una de las demandas de los hosteleros, respaldada también por los comerciantes. Hostecor, Córdoba Apetece y Comercio Córdoba tenían preparadas sus propuestas para la mesa, entre ellas que Urbanismo ponga orden cuando exista inseguridad o problemas de convivencia. Estos colectivos están también a favor de una regulación de los veladores, que tienen que combinar con la defensa de los puestos de trabajo. Su propuesta es crear una comisión técnica para modificar la ordenanza, una rebaja del 50% en la tasa para quienes cambien por completo la estructura de sus toldos, consensuar modelos diferentes de veladores para el casco antiguo y aceras estrechas, y que se permita la instalación en zonas de terrizo y ajardinadas y en plazas de aparcamiento.

Propuestas y medidas quedaron en el aire

A pesar de que esta vez había medidas y propuestas, la mesa no llegó a celebrarse. Hostecor, Córdoba Apetece, Comercio Córdoba, Al–Zahara y A Pata hicieron frente común y decidieron no asistir al enterarse de que en esta ocasión estarían presentes los grupos municipales. Cuando tras la Ley Antitabaco del 2010 los hosteleros empezaron a quejarse, Urbanismo convocó varias reuniones a las que asistieron solo Hostecor y Al–Zahara. Con el PP, esas reuniones se intensificaron, ya que el fenómeno de los veladores se había extendido y cada vez había más quejas vecinales. En las primeras reuniones estuvieron los mismos actores, aunque ya al final del mandato se incorporó Córdoba Apetece. El último encuentro fue antes de las municipales. Después, tras el cambio de gobierno local, el nuevo presidente de Urbanismo decidió reanudar las reuniones pero bajo el formato de mesa de trabajo, a la que incorporó a Comercio Córdoba y A Pata, en representación de los peatones. Cuando se constituyó en enero la mesa, no estaban los grupos políticos, pero Ciudadanos y PP pidieron formar parte de la misma, solicitud que reiteraron en el consejo rector del miércoles. Pedro García no vio problema en que los grupos estuvieran y los invitó. La manera en la que se había realizado esa invitación y se había modificado la composición de la mesa no gustó a hosteleros, comerciantes, vecinos y peatones, que, a la misma hora en la que estaba prevista la reunión y en otro lugar, exponían su malestar y aseguraban que no volverán a sentarse hasta que no se consensúe la nueva composición de un grupo de trabajo que prefieren alejar del debate político. La decisión no solo sorprendió a Pedro García, sino que también dejó estupefactos a los concejales Carmen Sousa (PP) y David Dorado (Ciudadanos). Este último lamentó lo que consideró un veto a los partidos. Empresarios y vecinos insistieron después en que no tenían nada en contra de los grupos políticos, que todo era cuestión de formas y que no se podía cambiar las reglas del juego a mitad de la partida sin contar con ellos.

La semana que viene se intentará de nuevo

Un día después de la reunión fallida, Pedro García aseguró que la semana que viene intentará convocar de nuevo la mesa y consensuar quiénes serán los participantes en la misma, aunque se mostró partidario de que mientras más, mejor. Además, dejó claro que su máxima preocupación es ordenar los veladores, por lo que lo demás es secundario. El PP, por su parte, propuso una mesa exclusivamente técnica en la que ni siquiera esté García. La realidad es que, al margen de ese desencuentro cuando parecía haber más acuerdo que nunca, la mesa de veladores se ha quedado estancada a expensas de que sus integrantes se pongan de acuerdo sobre su futuro.

Fuente: diariocórdoba.com

Deja un comentario